Cuando un empresario se empeña en ir mucho más allá

Por María Pérez de Arenaza

En el polígono industrial de Villaverde en Madrid hay una empresa de transporte de mercancías que es un micromundo en sí. Quien pase por delante inevitablemente detendrá su mirada en las fachadas del edificio, pareciera que ese esquinazo fuera parte de un barrio de Berlín con sus paredes adornadas de arte urbano. Es un guiño a lo que pasa dentro

Dentro hay una forma de hacer empresa totalmente disruptiva con los usos y costumbres a los que estamos acostumbrados. Y el responsable de todo ello es Jaime Colsa, un empresario que ha trabajado más de veinte años por cuenta ajena por Europa, hasta que hace 5 años le entró el gusanillo de crear su propia empresa, para trabajar en un sitio donde le gustase ir y poder compartirlo con sus compañeros. Suena a cuento naif, pero es real. Es un sueño al que aspira cualquier humano: trabajar en un sitio en el que encontrarse a gusto. Y se puso manos a la obra.

Ha montado la primera empresa de transporte de palets de envío urgente 100% española. Palibex es una red de 56 franquicias con 70 delegaciones por España, coordina y sirve de apoyo a las pequeñas empresas regionales de transporte, y en su sede da empleo a 47 personas: 23 mujeres y 24 hombres. Compite con dos multinacionales británicas y en estos cinco años ha alcanzado el 31% de cuota de mercado en envío urgente. Trabajan con menor volumen, pero se ocupan de coordinar un transporte de mayor calidad.

Y la calidad es uno de los activos que dan sentido a su lema logistics is the new sexy, una forma innovadora de dar visibilidad al mundo del transporte. “El transporte, nos cuenta, es un mundo desconocido e incómodo de cara los ciudadanos, pero cuando necesitamos bienes, uno da por hecho que están a su alcance. Nuestra misión es aprovisionar los puntos de venta con carácter de urgencia”. El sex appeal lo aporta la forma de gestionar la empresa con saber hacer, innovación, arte y buenas prácticas empresariales.

Jaime Colsa es también un coleccionista y mecenas de arte contemporáneo urbano. A los 16 años se fue a ARCO en busca de su primer objeto de deseo como coleccionista y a día de hoy ha creado una de las colecciones de arte urbano más importantes de España, repartida por las fachadas de la empresa, las oficinas, ascensores y naves donde se trajina con los palets. La comparte con sus trabajadores porque piensa que “a base de convivir con el arte contemporáneo, uno acaba teniendo interés, entendiéndolo y amándolo. El arte nos hace mejores personas, más plenos”. Y por amor al arte (en este caso el arte contemporáneo), ha creado Palibex Creativa, una extensión paralela a su gestión empresarial, con el fin de sacar el arte urbano fuera de las casas, galerías y museos y acercarlo a la gente.

Además de embellecer las paredes de la empresa, ha puesto en marcha Truck Art Project, una flota de camiones que hacen las funciones de soportes artísticos en movimiento. Sus lonas, en vez de ser pancartas publicitarias, están al servicio del arte y sirven de bastidores a artistas de arte urbano como Abraham Lacalle, Celia Macías, Nuria Mora, Gorka Mohamed, SUSO33 y Sixe Paredes. Los comisarios del proyecto son Fer Francés y Óscar Sanz. Las obras se van viendo con la luz del amanecer, del mediodía, del atardecer y de la noche, con el campo de fondo o en un escenario urbano. Quizá te hayas cruzado en la carretera con uno de los camiones transportando mercancía recubierta de una obra de arte. Extraña imagen que nos convierte en observadores por sorpresa, nos provoca una reacción y nos hace pensar. Ahí está el quid de la cuestión, una buenísima forma de dar un giro al mundo de la logística y del arte…

El proyecto nació en 2013, cuando Colsa encargó al artista Okuda San Miguel que pintara un mural en una bodega en las afueras de Madrid para su empresa. Cuando terminó, Colsa dijo a San Miguel que “era una verdadera pena tener ese gran trabajo en una bodega que muy pocas personas podrían ver”. Y decidieron sacar el arte a la calle.

De esta iniciativa se han hecho eco medios internacionales tan insospechados como el diario New York Times, en portada; el semanal Der Spiegel; la cadena CNN, las televisiones coreana y tailandesa, y ha tenido su presencia en la Feria de ARCO 2016. Dos camiones, uno de Abraham Lacalle y otro de Marina Vargas, han servido de escenografía este año en el desfile de moda de la diseñadora María Lafuente, y uno de sus camiones ha participado en el Dakar 2018, siendo el único camión en conseguir llegar a la meta.

Pero no es sólo arte lo que reluce en esta empresa, Jaime Colsa cree firmemente que la productividad pasa por gestionar la empresa de forma que su equipo esté igual de satisfecho que él por el lugar donde trabajan. Para ello han creado el plan estratégico “Palibex Sonríe y entre sus iniciativas se encuentran: conciliación laboral y personal; teletrabajo y flexibilidad de horarios; bajas maternales sin riesgo de sacrificar una promoción profesional; igualdad de sueldos entre mujeres y hombres; sueldos que superan el 30% de lo establecido por convenio; ayudas económicas cuando se solicitan; los mismos seguros médicos a todos los trabajadores; sesiones individuales de nutrición para quien esté interesado; un masajista que hace ronda de visitas una vez al mes por el placer o la necesidad de darse un masaje; rutas artísticas guiadas a museos o ferias de arte; espacios de trabajo abiertos y un detalle que me llamó la atención cuando fuimos a visitarle: en el lugar de descanso, en vez de máquinas expendedoras de bollería industrial había cuencos con fruta y frutos secos (¡asombroso!).

“Hacer las cosas bien, que mis empleados estén felices es igual de importante que ganar dinero. Sé que estoy haciendo un buen trabajo y sé que invierto más de lo que recibo económicamente, pero quiero para ellos lo mismo que quiero para mí. No tengo un gran interés en amasar grandes cantidades de dinero que se queden en el banco. No lo hago siguiendo un manual preestablecido; voy viendo qué es lo que me produce bienestar e intento extenderlo al resto del equipo. No sólo entre los directivos, sino entre la plantilla al completo. Les animo a que hagan cursos de marca personal o cualquier otro que sea de su interés, tenga o no que ver con la empresa, para su propio futuro profesional fuera de la empresa, para que la gente crezca. Esa es mi gran satisfacción”, cuenta Colsa.

Al final de la conversación nos reveló algo que siempre me ha intrigado, ante tanta organización en pro de la mujer para denunciar, reclamar, potenciar y defender lo justo, me preguntaba si habría algo igual en defensa de los hombres, por el hecho de ser hombres, por defender su causa común. Parece algo inconcebible -lo que acentúa la vulnerabilidad de las mujeres-, pero resulta que sí que lo hay, la Movember Foundation, una organización benéfica mundial de origen australiano que se centra exclusivamente en la salud masculina -los hombres mueren de media seis años antes que las mujeres-. Y Jaime Colsa es un abanderado de la causa en España. Todos los meses de noviembre le verás a él y a su plantilla masculina con bigotes más o menos lustrosos.

Aquí dejo un enlace al programa de la 2 La Aventura del Saber donde dedican un documental a Truck Art Project.